Claves para combatir la caída capilar

Octubre es el mes por excelencia de la caída capilar.

La caída capilar es un proceso normal y por el que, en principio, no deberíamos preocuparnos. En Maison Eduardo Sánchez contamos con el mejor asesoramiento y los tratamientos en cabina más efectivos que te ayudarán a superar con melenón, el mes de octubre. La caída otoñal es algo común y no hay por qué alarmarse siempre y cuando no se prolongue más allá de un mes, si se prolonga demasiado en el tiempo, habría que buscar las causas.

La caída diaria de entre 100 y 150 cabellos, se considera normal, y en épocas como el cambio de estación, el número puede aumentar hasta un 30%. Por eso es momento de redoblar los cuidados, cuidar la alimentación y poner en práctica una rutina capilar que debería acompañarnos durante todo el año.

Planta cara a la caída capilar.

  • Empieza a practicar el masaje capilar. Es muy recomendable masajear el cuero cabelludo para estimular la circulación sanguínea, mejorar la oxigenación del cuero cabelludo y así evitar la caída. Es recomendable hacerlo cada noche desde la zona del cuello e ir ascendiendo hasta llegar a la parte frontal, ya que esta zona es la que mayores problemas de caída presenta. Así estamos llevando la sangre hacía esa zona mejorando la circulación y la salud del bulbo piloso.
  • Acaba el lavado con un chorro de agua fría. Es muy beneficioso ya que también contribuye a activar la circulación sanguínea del cuero cabelludo.
  • Cuidado con el exceso de producto. Menos es más. Hay que evitar el exceso de producto cuando apliquemos el champú, las mascarillas o las cremas de peinado, ya que pueden asfixiar el folículo piloso y provocar la caída del pelo.
  • Cepillado nocturno. Este gesto tan común entre nuestras abuelas, es fundamental para eliminar la suciedad acumulada durante el día, desintoxicar el cuero cabelludo y eliminar las células muertas. Elige cepillos de calidad y de cerdas naturales y suaves.
  • Ojo con las coletas. Si son muy tirantes, ejercen una tracción que daña y debilita el cabello en la zona del bulbo. Además, las gomas tienden a romper el cabello.
  • ¿Comes bien? La alimentación es muy importante en la caída del cabello. Es de vital importancia llevar una dieta equilibrada. Los nutrientes más importantes para la salud del cabello son el hierro, el selenio, el zinc, la biotina, y en general, las vitaminas del grupo B. En caso de llevar una alimentación poco equilibrada, se puede recurrir a los complementos nutricionales específicos para la salud capilar”.
  • Relax. “El estrés también está relacionado con la caída del cabello. Llevar a la práctica técnicas de meditación o sesiones de yoga semanales puede ayudar a bajar los niveles de estrés y por tanto frenar esa caída”.

Los mejores tratamientos para combatir la caída capilar.

Natural y totalmente personalizado, así es el Ritual Regenerante de Leonor Greyl. Un protocolo revitalizante y estimulador del crecimiento realizado en el HairSpa de la icónica firma francesa. Un exclusivo ritual en cabina que combina los más poderosos extractos botánicos para fortalecer el cabello y combatir su caída.

Otra gran alternativa es el Tratamiento Densité, un protocolo rico en Stémoxydine, complejo Hialurónico C y Gluco-Péptidos que además de fortalecer y redensificar la melena, estimula los bulbos dormidos, lo que contribuye a la aparición de nuevos cabellos y en consecuencia a una melena más abundante.

En determinadas ocasiones, también apostamos por el tratamiento Serioxyl de L’Oréal Professionnel, un tratamiento combinado en el salón y en casa que gracias a la acción de cinco principios muy potentes actúa sobre las causas del afinamiento capilar. Por un lado consigue engrosar el cabello, densificando la fibra capilar y fortalecerlo evitando la rotura. Y por otro, logra que el folículo piloso que está dormido o latente se reactive lo antes posible y comience a crecer, el resultado es una mayor densidad capilar y por tanto más volumen. Un tratamiento que, al cabo de tres meses de tratamiento, garantiza el nacimiento de 1.700 cabellos nuevos.